domingo, 15 de mayo de 2011

Teoría conductista de la personlidad

En contraste con la teoría psicoanalítica, la cual se encarga de estudiar los procesos metales inconscientes, surge la teoría conductista, dicha teoría se encarga de estudiar las conductas humanas, puesto que los conductistas proferían que los procesos mentales no eran observables y por tanto carecían de validez científica, así mismo, argumentaban que era importante llevar a la psicología hacia un paso más adelante mediante la medición y control de la conducta, la cual, si era observable, se podía medir y cuantificar.

P. Schultz & Ellen (2002) mencionan que en las primeras decádas del siglo XX, el psicólogo estadunidense Jhon B. Watson argüía que si la psicología habría de ser una ciencia, tenía que concentrarse sólo en los aspectos tangibles de la naturaleza humana, los que podían verse, escucharse, registrarse y medirse.

P. Schultz & Ellen (2002) hacen una distinción básica que se explica a continuación; el conductismo se encarga del estudio de la conducta observable y no (a diferencia del psicoanálisis) de los procesos mentales, es decir; el psicólogo conductista habrá de medir, observar y cuantificar los comportamientos humanos.

Watson (ci. en P. Schultz & Ellen, 2002) argumenta que la consciencia no era algo que pudiera verse o experimentarse. Por tanto, la conciencia, al igual que el concepto filosófico del alma, carece de sentido para la ciencia (p. 6).

Es importante mencionar que el conductismo transforma la forma de ver al ser humano, puesto que lo reduce a una serie de funciones producto de las respuestas que éste tiene ante los diversos estímulos que le proporciona el medio en el que se desenvuelve.

Esta visón para algunos es considerada como mecanicista y carente de un humanismo, por lo que no ve al ser humano como un ser con capacidad de pensar y sentir.

P. Schultz & Ellen (2002) destacan que el conductismo ofrece una visión mecanicista del ser humano como una máquina bien aceitada que responde de manera automática a los estímulos externos (p. 6).

En un sentido estricto se puede decTeoría conductista de la personalidad

En contraste con la teoría psicoanalítica, la cual se encarga de estudiar los procesos metales inconscientes, surge la teoría conductista, dicha teoría se encarga de estudiar las conductas humanas, puesto que los conductistas proferían que los procesos mentales no eran observables y por tanto carecían de validez científica, así mismo, argumentaban que era importante llevar a la psicología hacia un paso más adelante mediante la medición y control de la conducta, la cual, si era observable, se podía medir y cuantificar.

P. Schultz & Ellen (2002) mencionan que en las primeras decádas del siglo XX, el psicólogo estadunidense Jhon B. Watson argüía que si la psicología habría de ser una ciencia, tenía que concentrarse sólo en los aspectos tangibles de la naturaleza humana, los que podían verse, escucharse, registrarse y medirse.

P. Schultz & Ellen (2002) hacen una distinción básica que se explica a continuación; el conductismo se encarga del estudio de la conducta observable y no (a diferencia del psicoanálisis) de los procesos mentales, es decir; el psicólogo conductista habrá de medir, observar y cuantificar los comportamientos humanos.

Watson (ci. en P. Schultz & Ellen, 2002) argumenta que la consciencia no era algo que pudiera verse o experimentarse. Por tanto, la conciencia, al igual que el concepto filosófico del alma, carece de sentido para la ciencia (p. 6).

Es importante mencionar que el conductismo transforma la forma de ver al ser humano, puesto que lo reduce a una serie de funciones producto de las respuestas que éste tiene ante los diversos estímulos que le proporciona el medio en el que se desenvuelve.

Esta visón para algunos es considerada como mecanicista y carente de un humanismo, por lo que no ve al ser humano como un ser con capacidad de pensar y sentir.

P. Schultz & Ellen (2002) destacan que el conductismo ofrece una visión mecanicista del ser humano como una máquina bien aceitada que responde de manera automática a los estímulos externos (p. 6).

En un sentido estricto se puede decir que todos estos aportes han hecho de la psicología una disciplina con elementos netamente objetivos y, aunque carentes de un sentido humanista, se ha logrado obtener una conclusión acerca de ello: la personalidad es el total de respuestas de un organismo que son producidas como consecuencia de los reforzamientos particulares que se han tenido a lo largo de la existencia.

Es propio recordar a los lectores que para abordar a profundidad una teoría es necesario más que un solo artículo, por lo que cada post (artículo de blog) contiene sólo la información básica, sin embargo, si presentan algunas dudas ustedes pueden aclararlas preguntando directamente en los campos diseñados para emitir comentarios. Un saludo muy especial a todos los lectores y colegas.ir que todos estos aportes han hecho de la psicología una disciplina con elementos netamente objetivos y, aunque carentes de un sentido humanista, se ha logrado obtener una conclusión acerca de ello: la personalidad es el total de respuestas de un organismo que son producidas como consecuencia de los reforzamientos particulares que se han tenido a lo largo de la existencia.

Un saludo muy especial a todos los lectores y colegas.

 

Psicología Design by Insight © 2009